Es un reto apasionante

En referencia a “Opus Libros – opuslibros.org – Anti Opus Dei”

Tal como abrí la página, pensé que me había equivocado al darle a la búsqueda del link: pero, no. Habla sobre la página Opuslibros. Y leí el contenido. Distintos puntos:
a. De los que piensan distinto a mí, he aprendido mucho, y no saben cómo estoy de agradecida por sus aportaciones. Y considero como deber fraternal, rezar por ellos. Aunque admito, creo necesario decir lo que sigue.
b. Soy consciente que me he equivocado mucho en mi andar, pero, gracias a Dios, me he levantado. Mejor, hay Quien siempre me ha tendido la mano para levantarme otra vez. Y en lo posible, he intentado restituir o rectificar mi actuación cuando ha sido necesario.
c. Me cuesta entender, en cambio, que haya quien o quienes, les haya sido dada una vocación, y por las circunstancias que sean, no era lo suyo, y se empeñen en mantener un sabor amargo en sus bocas y en sus letras, con el ánimo de transmitirlo a los demás. Pienso que han sido tocados especialmente por Dios, y me sorprende este resquemor, aun con el paso del tiempo. Si el cristiano quiere identificarse con Cristo, sabe que “el discípulo no es más que el Maestro”. De lo malo vivido, se puede llegar a amar más a Dios, lo cual conlleva amar aún más a los que te hicieron daño en alguna ocasión. Perdonar y olvidar, olvidar y perdonar. Es un reto apasionante. En cambio, me admiro ante aquellas personas que fueron de la Obra y reconocen su poquedad ante Dios, y transmiten un mensaje de paz y alegría cristianas en su hacer cotidiano.
d. También me sorprende la falta de discreción ante la publicación de documentos internos y pertenecientes a una institución, en este caso, la Prelatura del Opus Dei. A veces, me asalta la duda si no estará algo tergiversado el contenido. Siento manifestar esta duda, pero forma parte de la condición humana. Además, ¿cómo después de pertenecer a una familia a la cual se ha pertenecido durante un tiempo, a alguien se le puede ocurrir hacer esto? ¿Acaso alguien lo hace con su familia de sangre si “ha cortado peras” con ella?
e. La crítica contínua “me agota”, por lo cual, no me despierta ningún interés leer todo aquello que la promueve.
f. Tengo el convencimiento que aquél que pide la admisión al Opus Dei, lo hace libremente. Que yo esté o no de acuerdo con su decisión, es otro tema a tratar, pero no seré yo quien le ponga impedimentos a su correspondencia a la llamada de Dios. Más bien cuando alguien me hace partícipe de ver clara su vocación -sea del Opus Dei o cualquier movimiento eclesial-, y de su decisión de responder afirmativamente, me causa una alegría enorme, y me carga las pilas para vivir mi vocación cristiana en medio de mis circunstancias personales.
g. Hay muchas cosas que he aprendido a través del Opus Dei, entre ellas, la filiación divina, que ha hecho palpable el amor y la misericordia de Dios en mi vida. ESTO me causa una alegría tan honda, que me resulta más que suficiente para amar y respetar la libertad.
No quiero alargarme más: es tarde y tengo que madrugar.
Pido disculpas si he ofendido a alguien con lo dicho. Confío que me diréis en qué. Y dejar claro, por enésima vez, que no pertenezco a la Obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: