Los conventos del Opus Dei


¿Hay conventos de Opus Dei en todos los países del mundo?
_________________________________
Lo primero que quiero explicarte es que el Opus Dei no tiene conventos. Los numerarios del Opus Dei, como yo, no vivimos en conventos, sino en casas o centros, según cómo se les quiera llamar. Los del Opus Dei no somos religiosos –en el sentido de monjes o frailes-, y por eso no vivimos en conventos. Somos personas corrientes, que vivimos en casas corrientes.

Te voy a poner algunos ejemplos, para que veas que esto no es un convento. Mañana cumple 40 años uno de los catorce que vivimos aquí (el mayor de todos). Como esta cifra es especialmente redonda y esto es una pequeña familia, este fin de semana está lleno de celebraciones: ayer por la noche vimos una pelicula en mi centro, tomando palomitas y cacahuetes. Esta tarde tendremos una meditación, que es una especie de homilía que da el sacerdote, para aprender a hacer oración. Esperamos que vengan al plan de la tarde más de 60 chicos, de los que vienen por aquí habitualmente: sólo unos pocos de ellos son del Opus Dei. Esta tarde-noche tendremos un festival audiovisual con diversas actuaciones (canciones con guitarra eléctrica, dúo de violín, números de risa, vídeo-reportaje del celebrado, concursos, etc.). Ahora estamos preparando las actuaciones: escribo esto mientras oigo los punteos de una guitarra eléctrica. Como al homenajeado le gustan mucho los camiones, mañana por la mañana –después de Misa- iremos a un polígono industrial, para que pueda ver unos camiones del padre de uno de los socios del club. Tal vez pueda conducir alguno: le encantará. Por la tarde, después de una comida especial, jugaremos un partido de fútbol homenaje. Todas estas cosas no las hacemos siempre, sino sólo cuando uno cumple 40 años, porque es una cifra muy especial, en la que a uno le pueden entrar los desánimos.
Amo y venero a los religiosos, que viven en conventos, pero me parece que allí no hacen todo esto.
Respecto a la segunda parte de la pregunta, tengo que decirte que desgraciadamente no hay casas del Opus Dei en todos los países del mundo. Aunque muchos obispos están pidiendo al obispo prelado del Opus Dei que mande gente a sus países. Y otros le piden que haya centros del Opus Dei en más ciudades de su país. Él, como es tan bueno y sólo desea servir a la Iglesia, envía a todos los que puede. Pero para que alguien vaya a otro país hacen falta dos cosas: que aprenda el idioma y que alguien le sustituya. Esta es la causa de que no se puedan atender todas las peticiones inmediatamente, aunque cada año muchos cambiamos alegremente de ciudad –o de país- para servir a la Iglesia en otros lugares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: