La espiritualidad de Josémaría

¿A quién debe uno la Fe?. A nadie?
Al Dios de los cristianos, al amigo o amiga que te alumbró el camino cuando lo veias oscuro. Recuerdo que mi mejor amigo, me invitó a una reunión con jóvenes de mi edad, esto ya hace más de 36 años, que la guiaba un sacerdote de una congregación de los Sagrados Corazones. Como pasaron los meses con tardes de lluvia y domingos de sol en la playa. Dios, de a poco me invitaba a que habitara en mi corazón. Y así sucedió. Mi amigo dejó el grupo y yo seguí.Entonces,¿a quién debe uno la Fe? La respuesta es: decir un rotundo SI a la llamada de Dios, y seguirlo. ¿No es así, como Jesús llamaba a sus apostoles?.
El seguimiento implica hacer un camino. Un libro muy hermoso que habla sobre la “oración interior” de autor desconocido y que se titula El Peregrino Ruso,consigue despertar en lector atento, que la verdadera vocación se hace en el camino, en la búsqueda, en lo novedoso de que Cristo en todo tiempo y lugar se hace un regalo para nosotros. Y dime a aquién no le gusta recibir un regalo. Lo importante es estar atento a las llamadas que nos hace Dios en este caminar, como los caminantes de Emaús.Por que siempre hay alguien que Dios usa para hacerte ver, oir y caminar, pero ojo, hay que estar atento.
Atento, sí. ¿Cómo lees tu Biblia?, de corrido, deteniendote en un pasaje que te gustó, por costumbre. La lectura Divina, debemos de recuperarla para los cristianos despiertos y activos. Amigos, es aquí donde quiero hacer la conección con este hombre santo llamado Josémaría, que tremendo puntal para la Iglesia,que amigo para los jóvenes,la familia, trabajador, el estudiante. ¿Cuál es la novedad de este hombre? Para mi, queridos hermanos, es que este hombre supo plantar la semilla de la Fe en el terreno que todos creiamos infertil, la sociedad sin nombre, dio rostro nuevo a la Iglesia para el nuevo siglo, los nuevos tiempos, y allí se hicieron surcos de esperanza, Caminos seguros. Se dice, que cada época tiene su santo que revoluciona como torbellino toda la sociedad, toda la Iglesia, y Josémaría no nos deja indiferentes, el llama, en el oratorio, en la conversación con algún miembro del Opus Dei, en la forma de hacer vida la Fe en nuestro quehacer, santificar tu trabajo, tu estudio, tu matrimonio, tu servicio.
______________________________

Gracias por tu carta. Estoy seguro que animará a muchos a hacer oración mental.
Yo también tuve la suerte de cuzarme con San Josemaría, y su libro CAMINO me ayuda muchísimo. Quizá te alegre saber que en Japón, después de la Biblia, es el libro más leído por católicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: