Preces

Los miembros del Opus Dei rezan diariamente, de modo personal, un conjunto de plegarias, que son la oración oficial del Opus Dei, reconocida por la Iglesia.

No existe un momento fijado para rezarlas, ya que en el Opus Dei se da la pluralidad de situaciones del pueblo cristiano: basta pensar en los horarios de una azafata de avión o de un panadero que trabaja por la noche. Cada fiel reza esas oraciones cuando puede.

La historia de su composición está ligada a la historia del Opus Dei y de su fundador. Esas preces están compuesta por salmos y oraciones litúrgicas, algunas muy conocidas, como: “El Señor es mi luz y mi salvación. ¿A quien temeré?”

Se rezan en latín, lengua oficial de la Iglesia universal, como manifestación de unión y de comunión entre los miembros del Opus Dei de los cinco continentes: mujeres y hombres de razas, mentalidades y culturas diversas, que elevan la misma súplica al Señor, recordando las palabras de Jesucristo de orar en unión.

Esas oraciones comienzan con el gesto tradicional cristiano que indica un deseo de servicio rendido y de abandono completo a la Voluntad de Dios mientras se dice una jaculatoria, en latín, dirigida a Dios: “Te serviré”.

Estas preces son una oración breve –se tardan tres o cuatro minutos en recitarlas- y constan de:

– Oraciones de adoración a Dios y de acción de gracias (a la Santísima Trinidad, a Jesucristo).

– Oraciones de petición: por el Papa, por el Obispos de la diócesis, por el Prelado del Opus Dei, por los bienhechores del Opus Dei, vivos y difuntos (padres de los fieles del Opus Dei, cooperadores, etc.), por los fieles vivos y difuntos del Opus Dei.

– Oraciones de invocación de ayuda para ser santo (a la Virgen, a San José, los Ángeles, Custodios, etc.

– Invocaciones al Espíritu Santo, a los Arcángeles san Miguel, san Rafael y san Gabriel; y a los Apóstoles san Pedro, san Pablo y san Juan.

– Oraciones pidiendo la intercesión del fundador, que fueron incorporadas tras la muerte de san Josemaría.

Le escuché directamente a san Josemaría unas palabras referidas a esas preces u oraciones, manifestando la alegría que le producía recitarlas ante Dios; especialmente las plegarias en las que pedía y agradecía al Señor la perseverancia de los fieles del Opus Dei en su camino.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: