No puede haber vocación

Sobre la entrada referente a que “algún miembro, como es persona humana, puede haber no seguido las correctas directrices de la Obra” Mira, ese lenguaje tuyo, velado, sigue el esuq,e clásico de todos los numerarios que conozco. Todos habláis igual.
¿Cómo es así? Así es el modo en que, tarde o temprano, los numerarios que piensan por ellos mismos, sólo unos cuantos, descubren que su vocación no es tal porqué no puede existir, porqué no puede haber vocación. La vocación es una llamada del Señor, no de la Obra.
Quienes son: los numerarios que descubren la verdadera Iglesia, no el Opus Dei que es sectario, manipulador, adoctrinante, coaccionante. El Opus Dei no es, gracias a Dios, la Iglesia ni tan sólo forma parte de ella.
Mira: la raíz se tambalea. El hombre no fue creado para trabajar. Primer error grave de interpretación del Génesis por San Josemaría. El hombre fue creado para amar y servir a Dios en la Tierra y gozar de Él en el cielo. En ningún lugar del Génesis dice que fue creado para trabajar.

Hay que amar a Dios y a la Virgen. Nada más. Vuestra doctrina. Si has leído bien: vuestra: no es de la doctrina de la Iglesia …y…por favor, no me contestes que fue aprobado por el Vaticano. Tu deberías saber bien en que condiciones fue aprobado.

_____________________________________________

El Opus Dei no tiene una doctrina particular, la doctrina del Opus Dei es la de la Iglesia Católica, y el Opus Dei forma parte de ésta. No es que sea una entidad solamente aprobada, integra la Iglesia tal y como la integran las distintas diócesis territoriales y todos los bautizados.

Probablemente tú no lo ves como el mejor camino para acercarte a Dios, pero al menos para mí, me ha servido para encontrar a Jesucristo, que está vivo y con nosotros ahora mismo (y que también lee el foro), conocerlo, quererlo más, y sobretodo tratarlo como un entrañable amigo en mi vida diaria.

El Señor me llamó por ese camino. A otros los ha llamado por el camino de la vida religiosa, y así hay muchas otras realidades. Esa llamada por supuesto que ha venido del Señor, no de la Obra ¿quién dice lo contrario? Desde antes de la creación del mundo el Señor, por puro amor, hizo que tuviésemos la posibilidad de algún día, sin mirarnos a las caras, intercambiar por Internet este mensaje entre tú y yo, y darnos cuenta que somos hijos suyos. Y por eso le damos gracias y lo glorificamos para siempre. Desde ese momento, Dios ya nos llamó a cada uno por nuestro nombre, para que le sirviéramos según su plan divino, en la Obra, o donde Él quiera. Yo creo firmemente que la Obra no es una invención humana, sino que es parte de su plan para ayudar a muchísimos hombres y mujeres de todo el mundo a acercarse más a Él y compartir eternamente su gloria.

El Génesis 2,15

El Señor Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín de Edén, para que lo cultivara y lo cuidara.

La dignidad del trabajo humano lo hace co-partícipe de la creación hecha por Dios. Te recomiendo encarecidamente la lectura del Capítulo Sexto del Compendio de Doctrina Social de la Iglesia Católica, que está dedicado al trabajo humano. El hecho que el trabajo produzca fatiga y aversión es consecuencia del pecado, pero el trabajo en sí mismo es bueno, Dios sí creó al hombre para trabajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: