ex-miembros que han tomado una actitud crítica hacia la Obra

Estimado:

Sigo tu página desde que empezó. He visto como ha ido creciendo en cantidad, calidad e intensidad. Mil gracias. Vivo en un país anglosajón y Numerario también. Estoy muy contento de serlo y cada vez que leo los escritos de San Josemaría me doy cuenta de que constituyen una auténtica bomba nuclear (en el buen sentido) para los que nos dedicamos al trabajo intelectual y somos católicos. En los últimos años he visto como muchos amigos míos que antes eran mis hermanos, han decidido tomar otros derroteros. Hay muchos que se han casado en muy buenas condiciones y siguen luchando por ser buenos cristianos. La verdad es que se trata de la mayoría y me da mucho gusto.

Hay un número reducido de ex-miembros que han tomado una actitud crítica hacia la Obra – parecida a la que tienen ciertas webs españolas. Estoy convencido de que su crítica es injusta. Al pasar los años me han tocado ver situaciones difíciles. He estado en varios consejos locales y las cosas no han sido siempre de color de rosa. Yo mismo he cometido errores por los que he tenido que pedir perdón. Me tocó incluso vivir bajo la férula de un director con buenísima intención pero muy mal tino (por decirlo de algún modo). Y sin embargo, el espíritu del Opus Dei vivido con libertad es una auténtica maravilla. Comprendo pues, que estas personas hayan sufrido y tengan malas experiencias, pero me parece injusta su generalización. Por el hecho de que no hayan entendido algunas cosas, hayan tenido malas experiencias o simplemente la Obra no era lo suyo (en los testimonios críticos hay muchas veces cosas que nada más no hacen ‘click’, ¿habrán entendido todo?), no por eso se sigue que los fieles estemos en una mentira y que el Opus Dei deba desaparecer. Que tal un humilde “no funcionó conmigo”, la Iglesia tiene muchísimas instituciones con distintos carismas.

Por algunas críticas que me ha tocado leer veo que cosas legítimas se entremezclan con asuntos irrelevantes. Es bueno tener auto-crítica y mejorar o cambiar lo que haya que cambiar. Sin embargo, las críticas ponen al mismo nivel la indicación sobre un detalle material del centro (muy opinable) con las normas (que otra vez, el modo de hacerlas dependerá de cada uno pero el que hay que luchar por hacerlas, no es opinable). Dos cosas son reales: tanto los que han dejado de ser de la Obra como los que seguimos, hemos tenido toda la libertad para entrar y toda la libertad para salir… ancha es Castilla. Y luego cuando veo que algunos críticos han perdido su fe, o bien le ‘pegan’ a la Obra para darle un rozón a la Iglesia, pues es otro dato elocuente.

Yo estoy bajo mi propia responsabilidad. Tengo suficiente edad como para ser responsable de mis decisiones. He trabajado y estudiado desde hace varios años en instituciones laicas – laicistas ahora mismo – por lo que no me creo eso de que me lavaron el cerebro y de que estoy en un ambiente enrarecido. Por otro lado, no es verdad que en la Obra los directores sean el factor activo y los dirigidos el pasivo (autómatas). Vamos, si estamos convencidos de algo – una iniciativa, por ejemplo – y de nuestra vocación, pues que más da que tengamos que explicar las cosas dos veces (o más) y al final obedecer si se nos dice otra cosa. A veces una buena carcajada de nosotros mismos es el mejor antídoto.

En fin, sólo quería compartir estas reflexiones contigo, y si piensas que son útiles, con tus lectores también.

Un abrazo,

Andrés

Una respuesta to “ex-miembros que han tomado una actitud crítica hacia la Obra”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: