Un libanés maronita del Opus Dei

Copio la respuesta a la pregunta ¿como te ha ayudado el Opus Dei?, que me envía un amigo del Líbano:

Lo siento para mi español, soy numerario libanés (de rito maronita, pero sí sigue el papa desde mi enfancia).

He conocido la obra en 2004 en un colegio, donde estuve haciendo practicas, enviado por mi universidad. Después de un año y pico, frecuentando el único centro en Líbano (Beirut) y conociendo poco a poco la gente de la obra y el espíritu que encarnen en sus vidas, he pedido estar miembro en el Opus Dei. Muchas razones me han motivado para tomar esta decisión y muchísimas son las cosas que he aprendido desde que he conocido la obra, y por supuesto desde mi entrada en ella. Voy a limitarme a dos aspectos, que ahora son muy significados en mi vida (creo que mas gente pueden citar estos mismos cambios también).

El aspecto en que he crecido el mas, aunque me falta un largo camino, es mi devoción eucarística. En el Opus Dei he descubierto el Tesoro que, nosotros cristianos, tenemos muy cerca: El Señor de los cielos y de las tierras está esperándonos en el tabernáculo. Aunque que soy cristiano católico desde mi nacimiento (como todo el resto de mi familia), este aspecto central (o ‘’el mas central) de nuestra fe, lo he olvidado, o quizás jamás lo he tomado en serio, falta de una formación profunda…. En el Opus Dei he tomado conciencia de la presencia de Dios mismo en los aspectos sacramentales, y he aprendido a tratarle con mas intimidad y frecuencia, y por supuesto a compartir esta nueva y maravilla ‘’noticia’’ con mis amigos…. Esta ‘’nueva relación’’ ha cambiado muchas cosas en mi vida, por el mejor por supuesto, y espero que el Señor seguirá haciendo que me acerca de El, cada día mas.

Uno los cambios mayores, causado principalmente por esta nueva y profunda relación con Jesús, es vivir en paz. He podido experimentar las palabras de Jesús en el evangelio, cuando dice a sus apóstoles que va a darles su paz, no la paz del mundo, pero SU paz que nada y nadie podrían quitarles. Mucha gente en el extranjero sigue pensando que Líbano es un país en guerra, o por lo menos hay inseguridad. En su gran parte este es falso, pero cuando hay tensiones en la escena política local, o una pequeña guerra como en Julio 2006 con Israel, no pierdo esta paz, que tanto necesitamos, primamente en las corazones de la gente.

Pero estoy hablando de esta ‘’actitud’’ o quizás mejor de este estado de paz continua, frente a las cien contradicciones que cada jornada lleva en ella. He descubierto otra realidad en el Opus Dei: Que Dios no es nadie menos que MI Padre!! Que el Creador del universo entero, me hace caso (mucho caso) por que no estoy nada menos que SU hijo!!

Ahora estoy sin trabajo y objetivamente no tengo oportunidades, al menos serias, por el momento. No estoy loco, ni rico para que esto no me afecta, pero estoy tranquilo, por que tengo confianza que las cosas se arreglaran pronto, que Alguien le arreglaran.

Os mandare noticias sobre este asunto próximamente…. Pero quizás no por que creo que tendría muchas cosas a hacer en mi trabajo.

Alain Kiwan

Beirut, Libano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: