los directores de los centros leen las cartas?

“por qwerty » Hoy, 16:12

Antares:
Si es lo que yo digo, que no hay que aceptar lo que creas que no debes aceptar.
Otra cosa, ¿tu sabes cuál es mi modo de pensar respecto a los temas que has citado? Creo que no porque no me conoces no tienes suficientes correos como para tener una ligerísima idea de lo que tengo en mi cabeza.
¿O es que vamos a justificar la violación de la correspondencia por qué eran otros tiempos?
Sigo sin entender la lógica que empleaste al comparar unas cartas abiertas con un corte de pelo. Explícamelo, por favor.
Un saludo”

Querido qwerty:
Dios me libre de interpretar lo que tu tienes en la cabeza. Efectivamente no te conozco de nada. Solo puedo “interpretar” las chispitas de luz que entreveo en tus escritos. Moderado, no rencoroso,
Y noo, no voy a justificar ninguna violación porque nunca la hubo.
Cuando yo me entregué a Dios en el Opus Dei, como Numeraria Auxiliar sabía bastante menos de lo que se sabe ahora, pero lo suficiente para saber que iba a ser mi trabajo para siempre: cuidando a lo que desde ese momento iba a ser mi familia, y que la entrega era entera de todo mi ser.

Que se leyeran las cartas o no, era pecata minuta. ¡¡Si lo he entregado todo!! mis pensamientos, mis deseos, mis ilusiones, mi vida.
Hasta mis gustos personales. Yo me enamoré de Jesucristo, y le di todo. Cuando me hice de la Obra con 16 años, cogí todas esas cosas, y como en un collar de perlas, las fuí engarzando una a una. Son pequeñas joyas que brillan solo a los ojos de Dios, y despues de meterlas todas, hice lo que me recomendó que hiciera un sacerdote santo, que aún vive, por tanto no pongo su nombre. Me fuí a la Virgen Nuestra Señora y se lo colgué del cuello. Aún lo luce. ;)

Ahora mismo estoy escribiéndote: Dentro de unos días, ¿quien sabe donde estaré? De momento yo no lo se. Si las directoras deciden que me vaya a otro Centro, a cumplir otros encargos, u otras labores apostólicas, estoy en plena disponibilidad, por que esa es mi vocación. Y esto se puede ir al garete. Y santa paz. (Y tiene un tanto bastante elevado de posibilidades, mira tú. Ya que me preguntas.) ¡¡Necesitamos muchas mas vocaciones, para suplir a las enfermas y a las que ya van teniendo muchos años a Dios gracias. y no es algo que se corresponda, hay mas jóvenes enfermas que mayores. (en mi entorno)
Tu has sido Numerari@ y lo sabes. ¿mi intimidad? ¿mis cartas? ¿mis amistades? ¿lo que hago? Lo saben perfectamente porque a mi me da la gana que lo sepan. Porque yo solo puedo tener una vida, si no sería mentira, estaría llevando una doble vida. Y yo soy la primera interesada en que esto no suceda.
¿Violación de qué has dicho? No sé a ti, pero a mí me enseñaron a contar en la charla lo mismo que en la confesión.
En la Confesión busco el perdón de Dios. Si tengo que añadir detalles de dirección para mi ayuda personal, los añado: creo que mi directora espiritual, la numeraria, y el sacerdote de mi Centro me conocen por igual.
Y los dos saben que no tengo pelos en la lengua. Al pan, pan, y al vino, vino.

Y lo de las cartas en su momento, pues es eso: en su momento se hacía, ahora se ha dejado de hacer. PUNTO.
Pequeña terminología: la entrega plena no cambiará nunca.

Reza por mi, anda… que como cualquier mortallllllllllllll, lo cortés no quita lo valiente Imagen Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: